Aplicando el teorema de Stokes:

 

Un campo magnético dependiente del tiempo implica la existencia de un campo eléctrico tal que en cada punto del espacio el rotacional del campo eléctrico es igual a menos la derivada parcial de con respecto al tiempo:

 

Anterior    Siguiente